22 abril, 2021
El gato Ragdoll

Un origen oscuro y algunas creencias infundadas han impedido durante mucho tiempo que el ragdoll fuera reconocido. Sin embargo, este gato tiene todas las dotes para hacerse amar…

Los orígenes

La leyenda quiere que en el origen del ragdoll, una raza norteamericana, haya una hembra de persa blanco herida en un accidente callejero. ¡Por este motivo se pretende que los descendientes de esta gata son insensibles al dolor e ignoran el peligro! Los genetistas, obviamente, no dan ningún crédito a esta creencia y aseguran que la docilidad del ragdoll depende tanto de una mutación natural como de cruzamientos selectivos entre razas muy domésticas como la siamesa, la persa y la birmana, cruzamientos tan forzados que al fin han privado a este gato de toda defensa.

El ragdoll presenta características únicas en el mundo felino. Reacciona poco frente al peligro, se muestra dócil y tranquilo. Absolutamente incapaz de vivir fuera de casa, es muy afectuoso y muy dependiente. Prefiere el apartamento a cualquier otro ambiente y se entiende de maravilla con un amo de las mismas características, calmado y tranquilo.

Una raza controvertida

Esta «raza», nacida en California a principios de los años sesenta, ha sido objeto de muchas controversias, aunque algunos clubes norteamericanos la habían reconocido ya en 1965. Las dudas consistían sobre todo en el hecho de que la raza no parecía fijada genéticamente. Pero al final los defensores del ragdoll han podido cantar victoria, porque este gato ha sido reconocido oficialmente por la Federación Internacional Felina el 1 de enero de 1992.

El reconocimiento se obtuvo con 20 votos favorables sobre 25. Entre los más fervientes defensores del ragdoll figuran Alemania, el país europeo con mayor número de paladines suyos, e Italia. Entre los amantes del sagrado de Birmania, la «muñeca de trapo» es considerada como una aberración… ¡o un competidor! Una limitación, sin embargo: la FIFe ha reconocido el ragdoll sólo en la variedad bicolor: el enguantado y el colourpoint no son considerados.

Un gato «mullido»

La particularidad del ragdoll consiste en el hecho de que cuando es tomado en brazos es capaz de aflojar completamente sus músculos y relajarse del todo, hasta volverse inerte \ mullido como un muñeco. Esta característica explica el nombre de ragdoll. que significa literalmente «muñeca de trapo». Si su insensibilidad al dolor es una creencia sin fundamento -desgraciadamente alguien ha intentado verificarla- es verdad, sin embargo, que este gato no tiene ninguna percepción del peligro y que es incapaz de reaccionar si es agredido. Se lanza, sin pensar un instante que pueda haber riesgos: impulsado por este temperamento, no vacila en arrojarse sobre los perros, en perseguir a un pájaro en vuelo desde el cuarto piso e incluso en correr tras los coches…

Hay que vigilarlo como la leche sobre el fuego! ¡En este punto se entiende por qué es mucho mejor que viva en un apartamento! Otra limitación del ragdoll es que la naturaleza lo ha dotado de una voz debilísima y por eso es un mal gato de guardia (¡suponiendo que haya buenos!) y un mal cazador. Por el contrario, es muy afectuoso y le encanta quedarse en brazos como un niño. Según la opinión general, el macho es más dulce, más gentil y más relajado que la hembra. Y entonces, ¿por que no poseer un macho y una hembra? En efecto, a los ragdoll les gusta vivir en pareja. Del todo privados de instintos agresivos, se muestran muy pacíficos con los demás gatos (son más sometidos que dominantes).

Similar al birmano

A veces el ragdoll es confundido con el sagrado de Birmania. Pero su cuerpo es mucho más grande, grueso y musculoso que el del birmano. El macho (que llega a pesar de 6 a 8 kilos) es casi dos veces más pesado que la hembra (que pesa de 4 a 5 kilos). El ragdoll pertenece a la categoría de los gatos de pelo semilargo; tiene una cola larga y densa, las patas anteriores son ligeramente más cortas que las posteriores, las zarpas son redondas con mechones de pelo entre los dedos. Tiene una cabeza triangular, ancha, con una nariz corta, orejas de punta redondeada, ligeramente inclinadas hacia adelante, ojos grandes y obligatoriamente azules. Para el pelaje, largo, denso y sedoso, se admiten tres variedades: colourpoint, mitted y bicolor.

Los sujetos colourpoint presentan las coloraciones típicas del siamés: cuerpo claro con manchas más oscuras -en claro contraste con el color del cuerpo- para mascarilla, orejas, articulaciones y cola. Los mitted (enguantados) son también colourpoint, pero tienen además las patas enguantadas de blanco; los guantes blancos que cubren las patas anteriores deben ser iguales; detrás, el blanco debe llegar aproximadamente a la mitad de la pata.

Los bicolores tienen toda la parte inferior del cuerpo blanca (es preferible que también las articulaciones sean blancas) y tienen una «marca de fábrica»: una V invertida, igualmente blanca y preferiblemente simétrica, entre los ojos; en la cola, el hocico y las orejas figuran manchas más oscuras.

Cada una de estas variedades existe en las formas, seal, azul, chocolate y lila, hasta un total de doce variedades. Al ser una de las razas de gatos más grandes, el ragdoll tiene un crecimiento particularmente lento: ¡crece hasta los cuatro años! El color del manto puede requerir mucho tiempo antes de hacerse definitivo: los gatitos nacen completamente blancos y el pelo adquiere color progresivamente. A propósito del pelaje, se puede añadir que, al contrario que el del siamés y del birmano, que deben permanecer lo más blancos posibles para contrastar con las puntas, el del ragdoll se oscurece obligatoriamente. Siempre en base al estándar, y al revés de las ideas preconcebidas, los sujetos enguantados no deben poseer necesariamente una mancha sobre la frente.

Dulce y gastrónomo

El ragdoll es dulcísimo y tranquilo. Se manifiesta poco y maulla raramente, al punto que es preciso vigilarlo para asegurarse de que no haya algún problema. Aunque se enrede poco, el pelaje requiere un cuidado cotidiano. A macho y hembra les encanta la carne fresca y el pescado. Bastará con añadir legumbres y arroz para asegurarles una alimentación equilibrada y mantenerlos con buena salud. ¡Gastrónomos y golosos, comen muchísimo! Con un régimen similar, no es raro que estén algo gordos, hasta el extremo de mostrarse incapaces de hacer ni el más mínimo ejercicio.

Este gato demasiado tranquilo, demasiado sabio, demasiado mullido, «demasiado todo», a veces desconcierta. Algunos lo juzgan insulso, sin carácter y sin una notable personalidad. Por esto no suscita ningún entusiasmo entre los aficionados a los gatos. Por el contrario, se adecúa perfectamente a las personas ancianas, enfermas o inválidas, que no quieren tener complicaciones para tener junto a ellos a un pequeño compañero. El ragdoll será para estas personas una presencia tranquilizadora y un agradable pasatiempo.

El estándar

Cuerpo
Cuerpo largo, de osatura mediana, musculoso, con pecho ancho y bien desarrollado, más pesado a nivel de las patas traseras.
Patas y cola
De longitud y osatura mediana, las patas traseras son ligeramente más altas que las delanteras. Los pies son grandes, redondos y compactos, con mechones entre los dedos. La cola tiene que ser tupida, larga, mediana en su base y afilándose hacia la punta.
Cabeza
De tamaño mediano es más bien ancha, con un espacio plano entre las dos orejas. Es deseable una nariz con un ligero arco en su tercio superior y un mentón bien desarrollado. Las orejas deben ser medianas, anchas en su base y redondas, separadas en la cabeza y ligeramente inclinadas hacia adelante. Los ojos son grandes y ovalados, de color azul intenso.
Manto
El pelo es semilargo, denso, suave y de textura sedosa. El pelo es más largo alrededor del cuello, enmarcando la cara. El pelo de la cara es más corto que el del cuerpo.
Defectos
Cabeza fina, stop o arco de la nariz demasiado fuerte, orejas grandes o pequeñas, o también puntiagudas, ojos almendrados, cuerpo compacto o pecho delgado, patas cortas o ausencia de mechones, cola corta, manto con pelo demasiado corto.
Defectos elimlnatorios
Ojos con un color distinto del azul requerido
comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar