25 octubre, 2021

El Gato Balinés

El gato balinés es al siamés lo que el somalí es al gato abisinio: el mismo gato, pero en versión con pelo semilargo.
La seducción es doble porque él posee al mismo tiempo la extraordinaria personalidad del gato siamés y la elegante belleza que le da un pelaje largo, fino y sedoso…

gatito balinés

Los orígenes del gato Balinés

La silueta armoniosa y el cuerpo alargado y esbelto le han valido el nombre de gato balinés, en referencia a las danzarinas de Bali; pero es un nombre puramente simbólico. El balinés viene de Norteamérica. La raza nació por casualidad y luego fue seleccionada por los criadores de más allá del océano partiendo de sujetos balineses.

La historia del gato balinés comenzó a principios de los años cuarenta, con se empezó a observar el nacimiento, con insistente regularidad, gatos de pelo largo en las camadas de siameses. Inicialmente, estos sujetos no eran tolerados en las muestras felinas, pero dos criadores estadounidenses, Helen Smith y Marion Dorsey, por separado, decidieron que esos mininos estaban plenos de fascinación. Se pusieron, por tanto, a criarlos haciéndolos reproducir. Las camadas resultantes estaban constituidad únicamente por gatitos de pelaje sedoso y largo: había nacido el balinés. Poco a poco la raza se dearrolló y en 1968 nació un club, el Balinese Fan Breeders of America; dos años después, el balinés era reconocido por la CFA.
Desde entonces este gato ha suscitado notable interés, sobre todo en America del Norte. En Europa está menos difundido. La FIFe lo reconoció en 1983.

Ojos de zafiro

gato balinés

El balinés ideal se parece en todo al siamés, de cual sólo lo distingue el pelaje semilargo y sedoso. Aunque posee las mismas coloraciones de las puntas (características del motivo himalayo), no sería posible confundirlo con el sagrado de Birmania, y aún menos con el persa colourpoint. El primero posee una osatura robusta, tiene los pies enguantados de blanco (característica que descalifica al balinés); el segundo con la cabeza redondeada, la nariz corta y el cuerpo macizo, está en las antípodas de la ligereza de la raza balinesa… El supremo ornamento del balinés son los ojos: de un magnífico color azul cobalto, son ligeramente oblícuos y almendrados.

El animal presenta un pelaje característico del siamés, o sea cuerpo claro con manchas oscuras (denominadas «puntas») en las extremidades: máscara, orejas, pata y cola. En Europa, el balinés está presente en todas las variedades del siamés; pero en Estados Unidos el CFA no lo reconoce más que en los cuatro colores básicos del siamés: seal point, azul point, chocolate point y lila point. Las demás variedades (rojo point, crema point, y toda la gama de los tabby y los tortuga point) fueron reconocidas por el CFA en 1987 bajo el nombre de «javanés». La FIFe, en cambio, considera como javaneses a los sujetos de pelo semilargo de raza oriental, es decir, a todos los sujetos son la morfología del siamés de color liso.

Atención a la línea del gato Balinés

Si, en teoría, este gato debería ser delgado como el siamés, en realidad el gato balinés tiene la tendencia a ser menos elegante y un poco menos ágil; los siameses de los que descienden los balineses eran más pesados que los que se aprecian hoy. Estas características se presentan a veces en los balineses contemporáneos. Para corregir este defecto los criadores tienen un remedio: vuelven a cruzarlos con siameses. En la primera generación obtienen gatitos de pelo corto con manchas siamesas pero con pelaje más denso que, acoplados entre sí y con balineses, generarán gatitos perfectamente balineses. Aunque la naturaleza lo ha dotado de una esbelta osatura, este gato debe cuidar la línea. Son preferibles varias comidas fraccionadas a una sola abundante.

Por lo que se refiere a la limpieza, el balinés no requiere una higiene complicada, porque su pelaje es suave, sedoso y, en consecuencia, sólo raramente se forman nudos. Un cepillado dos veces a la semana es suficiente para mantener el pelo brillante. Si el animal debe ser presentado en una exposición, será oportuno bañarlo algunos días antes.
En cuanto a la salud, los balineses no tienen problemas particulares. Es preciso tener presente que generalmente alcanzan la madurez sexual antes que las demás razas de pelo semilargo. La raza es prolífica y las camadas comprenden de cuatro a site pequeños. Los balineses son unos padres maravillosos: dedican muchos cuidados a sus hijos y toman parte en sus juegos.

El gato Balinés odia la soledad

Como era previsible, también en el plano del comportamiento la semejanza con el siamés es sorprendente. El balinés detesta la soledad. Curioso y entusiasta, adora tomar parte en todas las actividades domésticas.
Es un animal muy afectuoso y muy ligado a los miembros de la familia con la que vive, particularmente a la persona que se ocupa de sus necesidades cotidianas. Su modo de «dialogar» con ella, emitiendo una serie de sonidos que van del más grave al más agudo, es asombroso. Se trata de un gato-compañero que quiere compartirlo todo: es imposible esconderle algo, lo ve todo, quiere experimentarlo todo, lo comprende todo.
En la medida de lo posible, es deseable que se le dé un compañero, a fin de que se no se sienta demasiado solo en ausencia del amo. Otro gato balinés, por ejemplo.

El estándar (características) del gato Balinés

Cabeza
Tiene cabeza triangular, dos lados del cual parten de la punta de la nariz para alcanzar en línea recta las extremidades de las orejas, sin interrupciones ni desviaciones a la altura de los bigotes. El cráneo visto de perfil es ligeramente convexo; el perfil es recto sin cavidad en la base de la nariz. La nariz es larga y derecha, y contnúa la línea de la frente sin interrupciones. Morro delgado. La extremidad de la nariz y la del mentón están alineadas en el mismo plano vertical. Las orejas son anchas y puntiagudas; sus extremidades prolongan los lados del triángulo formado por la cabeza.
Ojos
Medios; almendrados y situados ligeramente oblicuos para estar en armonía con la línea del triángulo de la cabeza. Ninguna tendencia al estrabismo. Color puro y limpide de un azul intenso y brillante, más o menos oscuro, según el color de las puntas.
Cuerpo
Tamaño mediano, largo y esbelto. Osatura fina. Musculatura alargada. Abdomen estrecho. Los hombros no deben ser más anchos que las ancas. Cuello largo y delgado. Articulaciones largas y proporcionadas con el cuerpo; las patas posteriores ligeramene más altas que las anteriores. Pies pequeños y ovalados, con cinco dedos en los anteriores, y cuatro en los posteriores.
Articulaciones, pies y cola deben ser proporcionados y dar al conjunto del cuerpo un aspecto muy equilibrado.
Cola
Larga, delgada y afilada. Cubierta por largos pelos sedosos, que le confieren el aspecto de una pluma. De estar completamente libre de nudos.
Pelaje
Largo, muy fino, de textura sedosa, sin capa interna lanosa. El pelo es más largo alrededor del cuello, en los hombros y en la cola. El pelaje es muy liso a lo largo del cuerpo.
Las orejas son pilosas. La cola se parece a un penacho. Se toleran sombras sobre los lados, siempre que sean de un color tenue que armonice con el de las puntas.
Dibujos del pelaje
Típico del motivo colourpoint, es decir, las puntas (morro, orejas, patas y cola) son coloreadas y están en claro contraste con el color claro del pelaje; se tolera un color del cuerpo más oscuro en los gatos viejos. El color de las marcas debe de ser lo más uniforme posible. La máscara debe cubrir todo el morro, incluidos el área de los bigotes y el mentón. Sólo en el adulto la máscara debe unirse a las orejas con un trazado fino y no debe extenderse a la cabeza. Puesto que la longitud del pelo tiende a enmascarar los anillos de la cola en los sujetos tabby y carey, la cola debe ser examinada desde atrás.
Defectos
Nariz no pigmentada. Tren posterior débil. Nudos en la cola. Pelo blando. Estrabismo permanente. Mandibulas desiguales. Dedos en número incorrecto. Condiciones físicas insuficientes.
Defectos descalificadores
Pies o dedos blancos.
comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar