22 abril, 2021
El collar isabelino

A veces pasa. Por alguna razón (generalmente por una operación) les tenemos que poner un collar isabelino a uno de nuestros gatos y este es tan hábil que aun a pesar del collar se alcanza a chuparse donde no debe. ¿Qué hacer? A veces les podemos poner uno más grande,pero si el gatito es menudo, un collar mayor le vaa molestar demasiado para comer o moverse… afortunadamente hay más soluciones.

Si se trata de que no se chupen la tripa (como es el caso de las gatas cuando se las esteriliza) podemos ponerles una camiseta:

Se pueden comprar aquí, o si somo muy mañosos, hacerla nosotros mismo con la manga de un polo o camiseta de manga larga (una que no suelte pelusa), y unas tijeras.

Otra alternativa , interesante si donde se trata de evitar que se chupes es el culete, es este tipo de collar:

gato con collar isabelino divertido y blandito

Este collar se encuentra en versiones más o menos “serias” o divertidas y suelen tener un relleno hinchable que los hacen muy versátiles, los puedes encontrar aquí o , de nuevo, si eres muy mañoso hacerlo con gomaespuma y tela.

comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar